Hasierako orrialdeaBideoakDoinutegiaArgazkiakPrentsaEuskal Herriko Trikitixa Elkartea

 

DANTZAK MONTAÑAN

 

Sebastian Mendiburu, 1765

 

        Los bailes de los lugares crecidos de las Montañas de Navarra (en la Rivera no hay bailes publicos) son de diferente calidad, que estos otros; por que son escudanzas, o danzas, en que V.R. sabe, sigue la muger al hombre, y no baila cara à cara con el; pero aun en estas hay por lo comun el andar mozos, y mozas, trabadas las manos media hora, y mas; hay muchas veces sentarse cada uno con la que lleva de la mano, o parar à conversacion privada, y à beber sidra, o vino; y (dejando à un lado varias hijuelas harto perniciosas de la danza) hay en ella misma un son, que allí en algunas partes llaman tapatan, y en otras de otra manera, y viene à ser, como V.R. sabe, un tocar al arma, y pegar fuego à todos los espíritus vitales de la concupiscible, para que se desahogue esta en apreturas de manos, en carreras, en ademanes; en topes de ellos, y ellas, en posturas, y descubrimientos nada decentes, y ofensivos de ojos algo castos, y que el Frances llama: espaindarren ciquinqueriac, o indecencias españolas. Y por ellas aun el Censor es de sentir (segun me aseguro el año pasado su confidente, Rector de Azpeitia, Basazabal) se debe quitar este son de las danzas Guipuzcoanas.